domingo, 17 de junio de 2018

MI DESCONOCIDO COMPAÑERO DE ASIENTO (Historia de una amiga que viajaba)



“A veces el viento del mar trae historias revueltas en arena y bruma, incluso son tan traviesas que se meten por las ventanillas del tren…”



Después de las fiestas de fin de año, volvía a mi rutina laboral y aparte para estar presente en esas tediosas reuniones de equipo en las cuales nunca se resolvía nada y entraban en escena varios egos y palabras huecas. Llegue a la estación de tren que me acercaría a constitución  y me senté al lado de un señor, seguramente compañero de por lo menos  ocho horas de viaje. No soy de hablar mucho. Tenia la cabeza en otros temas, mí   hijo se iba a España¡¡ y pensaba en las tareas que aun debía hacer en el jardín de infantes…
De la nada comenzó hablar. Preste atención, me pareció  un hombre educado y sabia de música¡¡¡¡de piano¡el destino me dio un tiempo de compartir comentarios y conocer  algo del Sr. que amablemente me contaba su historia. Yo escuchaba atentamente,  el hacia un recorrido por la historia Argentina, con el placer de otorga revivir vivencias propias, de esas que a uno lo hacen sentir mas vivo porque había sido protagonista de aquello. Yo miraba cada tanto el reloj para ver como iba de horarios  y el Sr. compañero de viaje  ya me llevaba por la historia de mediados de siglo XX…su familia aparentemente había viajado por Europa  y le habían dado esa visión mas abierta de las cosas, que Perón que Evita   que bueno si Paula estuviera¡¡¡.Estábamos ya por Lezama  y el Sr. tenia una historia de cada estación, los trenes siempre los trenes  …llevan con sus estaciones historias de vida  y de muerte ,de pueblos que revivieron  gracias a los rieles y los que murieron porque el tren ya era mas un gasto que  un servicio …Las vías del ferrocarril son como muchas historias entrelazadas ,historias infinitas para escribir donde seguramente estamos incluidos sin saberlo ,donde en algún momento los abuelos de todos se cruzaron en una historia sencilla y casual como esta ;Dios como siempre hace  cosas misteriosas para  nuestro limitado entendimiento, nos cruza adrede con otros, vemos  casualidades incomprensibles entre diálogos, historias   y demasiadas, demasiadas… casualidades que nos hacen sospechar  que somos protagonistas  pequeños de una gran historia ,o solo de momentos que son para nosotros misterios ,como este que entrelaza a varias personas en un mismo vagón de tren …( una tontería que no hace falta explicar porque al fin  y al cabo somos todos  vecinos de la gran comunidad…).¿Un gran descubrimiento?, para algunos pequeñitos darnos por enterados de la gran obra era fantástico, creo  que en ese momento Dios se sonreía ,como el papa que veía disfrutar  a su chiquito de su primer cucharadita de dulce…
Ya por Chascomus, me comento de sus viajes a Viena por la música y su familia. Yo recordaba algunas de las veces que había tocado y el gran placer que me daba. Estaba entretenida pero a la vez mis pensamientos, con esa brisa que entraba por la ventana, me sumergían en preocupaciones, rutinas y cuestiones que solo este viaje en tren me brindaba, quizá porque el camino de rieles era como un continuo misterio,( como todos los caminos…) y surgían preguntas a cada metro recorrido y por recorrer, un dialogo entre diferentes seres de diferentes épocas y vivencias ,¿no era maravilloso? Ambos seguramente aprendíamos del otro, un intercambio de experiencias en un tren, con únicamente el limite temporal de llegar a constitución en mi caso. No faltaba mucho. Se me pasaron las horas. Pensé en el tren, ¿Llevaban solamente los trenes a un destino físico, específico y determinado? En este viaje, mi viaje y el de mi desconocido (ya no tanto) compañero  NO. Cada pregunta fue un destino encontrado, ¿cuantas  estaciones en realidad  pasamos???Cuando nos despedimos me dijo su nombre, creo  que Juan Manuel, pianista trabajador del teatro Colon, viajero. Cuantas coincidencias. Como yo, viajera, pianista, una  compañera de viaje ,que en realidad no se si concluyo porque aun nos unen los pensamientos y seguramente otras grandes casualidades.


PARA NININ LA VIAJERA DEL TIEMPO Y LOS TRENES. 

Gracias Paula Arona!! por escribir tan bello y acertado, lo que te comente de aquel viaje atípico, sucedido al comenzar este año!!!!


Enero 2018

jueves, 6 de octubre de 2016

TRIBUTO A UN AMOR

Después de haberte deseado, allá por mi últimos años de secundaria, se concreto el deseo, varios años después. Y encontrándote en el barrio de flores, sobre la calle Rivadavia, muy ansiosa, logre tenerte. Pero me faltaba la experiencia, algo fundamental.
Luego de varias practicas, se pacto luego una fecha y surgió el verdadero encuentro, que experiencia!!!Con la melodía Burbujas de Amor de Luis Guerra, se concretaba el deseo mas anhelado, estaba todo plasmado, y todo lo que podía esperar de ese momento. Sentir lo que tocaba, poder mostrar ese sentimiento declarado, el sudor, el sonrojamiento, y el éxtasis luego.
Luego de varios años de práctica, ambos hemos logrado lo mejor que cada uno podía dar.
Cuando recuerdo la armonía, el entendimiento, la expresión, todo, todo aquello que se fue repitiendo por años, me trae una gran añoranza.
Si bien reconozco que te abandone por completo en el 2008, creo suponer que sabes porque. Deseo profundamente tocarte de la misma manera, mejorar mas y seguir aprendiendo, siempre seguir aprendiendo, no deseo mas que otra cosa en estos momentos.
Pero tristemente te digo, estoy turbada, como en una nebulosa y no puedo, no puedo todavía tenerte. No te prometo nada, ya aprendí a no prometer, solo deseo volver a tenerte otra vez conmigo y poder asi completarme.
Insisto, deseo volver a tocarte YAMAHA ELECTONE HS-4, apoyarte las partituras, colocar la banqueta, y tocando también tus pedales, recrear aquellos momentos únicos. Y lógicamente seguir aprendiendo, siempre!!!!. 


07-10-2016



lunes, 15 de julio de 2013

El BIDÓN

Todos en nuestras casas tenemos algún bidón*?. Es aquí entonces, donde comienza la historia.
Se hizo un seguimiento a un bidón, de una casa y esta es su historia:
Se lo utilizaba para la contención (ideal).
En un descuido se pincho y allí quedo abandonado y librado al azar.
Esta situación, al principio injusta, logro que su vida útil, no terminara.
Como su pinchadura estaba en la parte superior, tuvieron la brillante idea de no llenarlo hasta arriba. Dejarlo parado era una imposición. La compasión, genero una improvisada y temporal solución.
Así seguía cumpliendo su vida útil, aunque no, en la forma en que los humanos hubiesen querido. 
Después de un tiempo el bidón dañado fue a tener la compañía de otro bidón. 
Con mas descuidos, el bidón dañado, sufrió nuevas pinchaduras, pero ya en zonas irremediables. Ya con tantos agujeros, su utilidad había llegado a su fin, en donde quedaría relegado a un rincón de la casa, o en un basural, o en una planta recicladora.
Allí en la planta recicladora, comprendió que uniéndose con otros en su misma situación, pronto llegaría a adquirir nuevamente la función por la cual había sido destinado.


17-Febrero-10

*Recipiente de forma, tamaño y material diversos, que se destina al transporte de líquidos.


miércoles, 31 de octubre de 2012

EL APARATO

Todas sus actitudes, proyectos, comprensión, tolerancia, una formula casi perfecta y El siempre lo tenía en la mano.
En el transcurso del tiempo, lo que tenia en la mano se le hacia pesado. Probo que seria mejor soltarlo, no hacia falta direccionar su vida con el aparato en la mano, ya la meta habíase alcanzado.
Pero no podía, porque necesitaba tener el aparato en la mano y tuvo la mala suerte de ser descubierto.
Descubierto, volvió a su antiguo refugio de la niñez, “volar”.
Ya no sabía entonces como seguir, aunque necesitaba agarrar el aparato.
Volvió a redireccionar sus actitudes, proyectos, comprensión, tolerancia, con el aparato en la mano, pero tenia que ser más audaz, no se permitiría otro descubrimiento.
Pasado en años, seguía sosteniéndolo en su mano y no se resignaba.
Entonces... 
Le llego el momento irreversible e ineficaz a la hora del arrepentimiento en su última exhalación.
Quedo pues en el sueño eterno sosteniendo en su mano el aparato.


20-mayo-2010

lunes, 17 de septiembre de 2012

EL INVENTOR

Todos los años, en el mes de agosto, se realiza una feria de inventos, en la plaza de Caseros. Siempre vamos con la familia,  el año pasado nos detuvimos en un stand asombrados.
En ese stand había un señor que invento la maquina de hacer nubes.
Son nubes particulares, porque al tocarlas transmiten sensaciones.
Se podían experimentar sensaciones cuyo punto de partida se originaban en los dedos de la mano.
Sensaciones internas, como miedo, alegría, pasión, etc. y gustativas, como dulce, salado, agrio, etc.
Después de esperar un tiempo infinito, llego mi turno:
     (mujer)- Quiero la sensación de rabia.
     (inventor)- No la tengo
     (mujer)- Tanto esperar!! Que raro, nunca sintió rabia?
     (inventor)- No. Usted?
     (mujer)- Sí. Usted vive en pareja?
     (inventor)- Si.
     (mujer)- Y su mujer ha tenido alguna rabieta?
     (inventor)- Oh si, muchas veces. Pero la dejo solita cuando aquello pasa.
     (mujer)- Y después, le pregunta, cual fue su causa.
     (inventor)- No.
     (mujer)- La quiere?
     (inventor)- Sí, es mi capullito de alelí.
     (mujer)- Ya veo como la quiere, esta moralmente aceptado no acercarse cuando hay rabieta, pero después no preguntar el origen. Que distorsión del amor!
     (inventor)- La verdad, no lo había pensado. Es que estoy tan metido en el tema de los inventos, que solo la veo a ella, durante cortos tiempos. Comparto con ella los momentos diarios, desayuno, almuerzo, merienda y cena, los cuales ella realiza. Después se dispone a limpiar, lavar, hacer la cama, a planchar y le gusta leer, pero para ello no dispone de mucho tiempo.
     (mujer)- Y no comparte el trabajo rutinario y destructivo, con su mujer?
    (inventor)- No. Siempre lo hizo ella, yo soy un desastre.
     (mujer)- Ah me imagino la rabieta de su mujer, mire mejor lo dejamos ahí. La verdad no hizo falta su nubecita de morondanga, porque ya estoy experimentando lo que le pedí.
     (inventor)- No me insulte señora, para el próximo año lo intentare, seria bueno experimentar esa sensación, ya que las demás me aburren.

Marzo de 2009 (del taller literario)


EL SHOW DEBE CONTINUAR

Hacia mucho calor y mientras viajaba en el tren, me puse casi abajo del ventilador. Se fue llenando de personas, que me desplazaba del mismo.
Pronto observé un show, que me atrapó.
En ese show vi como algunos jugaban a la escondida, otros se colgaban y oscilaban entre caer o no caer al suelo. Otros hacían piruetas y los más temerarios saltaban o se deslizaban en unas cápsulas blancas.
El tren llegó a la última estación y sonó la chicharra. Indicando mediante su accionar la puerta por cual había que bajar. En la línea Urquiza y usando como referencia la izquierda y derecha del motorman, por ejemplo cuando la chicharra suena dos veces se baja del lado izquierdo y cuando suena una vez, por el lado derecho. Por suerte estaba cerca de la puerta, lo único que tenia que hacer era girar.
En ese momento uno hizo una pirueta y un clavado sobre mi cabeza, pero no pude hacer nada para frenarlo.
En ese show participaron los piojos, liendres y huevos que estaban en una cabellera.
Ahora tengo un show montado en mi cabeza.



Marzo  2005



RECORRIDO EFICAZ

Quería poner fin, al miedo que sentía cuando veía una cucaracha. Una de las cosas que se me ocurrió fue dibujar y pintar a escala real, en mi pieza, varias cucarachas de distintos tamaños y ubicadas en la pared. Tanto fue mi entusiasmo que hasta en la funda de mi almohada dibuje una cucaracha.
Resulto buena la idea y hasta me divertía, ya que al entrar en mi habitación, familiares y amigos, se asustaban, porque les parecía que eran de verdad.
Pronto me acostumbre y sentía que no me asustaban tanto.
Un día me desperté a las 3 de la mañana y cuando prendí la luz vi que las cucarachas partían cada una de cada dibujo y se disparaban atolondradas, fue tan rápido que pensé que era una alucinación.
Esa situación me altero un poco y miraba con ojos angustiantes los dibujos que había hecho.
En una madrugada de mucho calor, me desperté y confirme lo que antes creía que era una alucinación. Las cucarachas partían cada una de cada dibujo. Me encontraba perdida, mis miedos renacieron. Quería deshacerme de aquellos dibujos pero algo me frenaba.
Empecé a averiguar primero por el origen de la pintura. Costo saber sus componentes. Luego de insistir me entere que la pintura estaba compuesta mayormente por restos molidos de cucaracha.
Comprendí que la obra estaba incompleta y menos mal que no elimine aquellos dibujos. Lo primero que hice fue eliminar solo el dibujo que había hecho en la funda de mi almohada. Después dibuje recorridos, partiendo de las cucarachas dibujadas anteriormente, con lineas  intermitentes y utilice la pintura en cuestión. Todos los recorridos terminaban en uno solo, que conducía a un tacho que en su interior había una sustancia pegajosa y con veneno.
Cada vez que prendía la luz se veía el recorrido completo de las pobres cucarachas que guiadas caían al tacho.

JULIO - 2005